Descubre más sobre el Palacio del Conde del Valle de Súchil

Actual sede de la Casa de Cultura Citibanamex en Durango, este espacio busca contribuir al desarrollo cultural, social, ecológico y educativo de nuestro país

Casa de Cultura Citibanamex – Palacio del Conde del Valle de Súchil (Fachada)
Durango, Durango
Fotografía: Arturo González de Alba

Esta propiedad palaciega, antiguamente hogar del conde del Valle de Súchil, don Joseph Ignacio del Campo y Larrea, fue mandada a construir durante la segunda mitad del siglo XVIII por encargo del anterior. El arquitecto encargado de su trazo y edificación fue el honorable maestro don Pedro de Huertas; responsable de esta maravillosa joya arquitectónica que conjuga la arquitectura novohispana del momento, donde se engalana de decoraciones que fueron pensadas, al menos en su fachada, para hacer armonía con el paisaje urbano de la ciudad de Durango.

Durante el siglo XVIII, la ciudad de Durango tuvo su apogeo con las diferentes familias que fueron conformando la sociedad que más adelante serían regentes del estado. A partir de su fundación en 1563, de la mano de trece vecinos, el desarrollo de la ciudad había caído en un estancamiento que fue cesando a partir de la fortuna y riquezas que fueron acuñando los pobladores que escogieron esta ciudad como asentamiento; ello permitió que a mediados del siglo XVIII la ciudad comenzara a tener un crecimiento acelerado en lo que respecta a su urbanización, dando paso a la construcción de majestuosas casas y palacios.

Casa de Cultura Citibanamex – Palacio del Conde del Valle de Súchil (Fachada)
Durango, Durango
Fotografía: Arturo González de Alba

Los estípites de la portada del Palacio del entonces conde del Valle de Súchil, la presencia del mismo tiempo de las pilastras y columnas de una sobriedad de raigambre clásico y el vocabulario decorativo de tipo rococó señalan estilos que se empezaron a utilizar después de la segunda mitad del S. XVIII. Asimismo, esa maravillosa fachada ochavada, que con su portada le daba la bienvenida a la plaza franciscana que se extendía al frente; sus arcos, con claves colgantes sin columna y su hermoso patio, cuyo emplazamiento en diagonal le da una vista única. Todo esto sin mencionar la pintura mural que se conserva desde el siglo XVIII en el descanso de la escalera principal.

En el diseño de la portada de la casa, es evidente el deseo de delimitar el conjunto con elementos fuertes, como lo son las pilastras de sillares de cantera, rematadas en la cornisa superior por dos grandes pináculos. También es claro que se quiso concentrar la riqueza de adornos en el segundo cuerpo o nivel. Así, mientras en el primer cuerpo la puerta está enmarcada por pilastras rectilíneas, el segundo cuerpo también se dispone alrededor de una puerta que, en este caso, se abre a un balcón, protegido por un espléndido barandal antiguo en hierro forjado, enmarcado con estípites y tableros cubiertos por relieves.

Casa de Cultura Citibanamex – Palacio del Conde del Valle de Súchil (Pintura mural)
Durango, Durango
Fotografía: Arturo González de Alba

Cuando el visitante pasa por la puerta principal entra al primer patio a través de un zaguán. De inmediato, llama la atención el arco con clave colgante en el corredor frente a la entrada. El patio es un espacio rodeado por cuatro corredores con arcos y columnas cubiertas por relieves en zigzag. En el corredor sur del patio, otro arco con clave colgante, introduce la escalera compuesta por dos rampas, que da paso al segundo patio de la casa.

Es importante mencionar que los trozos de pintura mural original son un reminiscente importante de esta construcción, brindado un inigualable valor histórico a esta edificación. La casa actualmente ostenta la pintura que corresponde a su acabado porfiriano, pero quedan algunas muestras de la pintura del siglo XVIII. La más grande está en la pared de la escalera que relaciona los dos patios. Notabilísimas también son las puertas originales, talladas en combinaciones de varios tipos de madera. Finamente, se conservan muchas de las vigas originales y del tablazón de los techos en los cuartos.

Casa de Cultura Citibanamex – Palacio del Conde del Valle de Súchil (Puerta interior)
Durango, Durango
Fotografía: Arturo González de Alba

Durante el siglo XIX hasta la primera mitad del siglo XX, el palacio tuvo diversos usos. Pasó a manos de Maximiliano Damm, ciudadano alemán llegado en 1850 y casado con una española de apellido Palacio. Su familia conservó el edificio intacto de 1858 a 1928, utilizándolo como residencia y tienda. Fue comprado posteriormente por hombres de negocios quienes lo utilizaron para fines distintos, hasta que fue adquirido en 1985 por el Banco Nacional de México y restaurado en 1988.

A través de Fomento Cultural Banamex, A.C., el Palacio del Conde del Valle de Súchil abrió sus puertas al público en 2011, siendo la tercera Casa de Cultura Citibanamex fuera de la ciudad de México. En este espacio se presentan exposiciones temporales que permiten la apreciación artística, así como un programa de servicios educativos enfocado al público escolar que incluye la realización de visitas guiadas. Todas estas actividades y servicios se realizan con el afán de informar y hacer partícipe al público visitante de la riqueza de las tradiciones y cultura de México.

Casa de Cultura Citibanamex – Palacio del Conde del Valle de Súchil (Patio interior)
Durango, Durango
Fotografía: Arturo González de Alba

¡Muy pronto podrás volver a disfrutar la historia, la arquitectura y la oferta cultural de esta Casa de Cultura Citibanamex! Por lo pronto, te invitamos a quedarte en casa y disfrutar virtualmente la exposición “Conventos del siglo XVI en México”, además de conocer algunos detalles del Palacio a través de estas fotografías:

Imágenes: 

Reproducciones autorizadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)
Secretaría de Cultura – INAH – México

Noticias

Nuevamente se encuentran abiertos los registros para los concurso de arte popular, organizados por el FONART.  Como resultado por la contingencia por el Covid-19, el re-registro se realizará vía online y, de acuerdo a las condiciones sanitarias, se notificará más adelante la fecha para entrega de piezas y para finalizar el proceso.   

El Whitney Museum ha reabierto sus puertas al público, con nuevas medidas de sanidad para la seguridad de sus visitantes y trabaadores. Si te encuentras en la ciudad de Nueva York, planea tu visita y ¡no dudes en visitarlo! 

Redescubre nuestra oferta cultural a través de tu pantalla.