La afición musical del marqués de Jaral

En el cruce de las calles Isabel la Católica con Venustiano Carranza, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, se encuentra ubicado el Palacio de los Condes de San Mateo Valparaíso, sede de las oficinas centrales de Citibanamex, así como del Archivo Histórico del Banco Nacional de México.

Fue en ese archivo histórico donde el investigador Alejandro Correa encontró una faceta poco conocida del dueño original de la casa, Miguel de Berrio y Saldívar, Marqués de Jaral. Lo que todo historiador sabe es que este noble novohispano fue un acaudalado administrador de haciendas, sin embargo, pocos conocen su marcada afición por la música.

Retrato de Miguel del Berrio (derecha), ubicado en la sala histórica del Palacio de Cultura Citibanamex – Palacio de Iturbide
Fotografía: Archivo Fomento Cultural Banamex, A.C.

La afición musical de Miguel de Berrio pudo salir a luz gracias a que después de su muerte en la Ciudad de México en 1779, se realizó un inventario con sus pertenencias. El documento titulado “Memoria de los instrumentos que quedaron por muerte del señor conde de San Mateo, marqués de Jaral” quedó resguardado en el archivo histórico del banco. Más de dos siglos después, el investigador Correa encontró el documento que contiene una descripción de la colección de instrumentos musicales del Marqués.

Dicha colección se componía de 25 violines, 2 violas, 2 violones (que era el término en la Nueva España para nombrar a los violonchelos), 1 tololoche (nombre dado en la Nueva España al contrabajo), 2 guitarras, 1 pequeño órgano, 2 trompas, 2 flautas y más de mil partituras.

Palacio de los Condes de San Mateo Valparaíso
Fotografía: Archivo Fomento Cultural Banamex, A.C.

La gran colección del Marqués del Jaral hace pensar que tuvo una pequeña orquesta a su disposición. De hecho, se sabe que algunos violinistas que tocaban en la Catedral de México trabajaron también como músicos personales del marqués. Se tiene registro del caso de Mario Córdoba, quien pidió permiso a las autoridades catedralicias para ausentarse y acompañar a Miguel de Berrio a una de sus haciendas fuera de la ciudad. José Manuel Delgado, quien fue nombrado “segundo violín” en la Catedral, trabajó también en la casa del noble.

Además de ser dueño de una gran colección de instrumentos, el Marqués fue mecenas del Colegio de San Ignacio de Loyola, institución en donde se privilegiaba la enseñanza de la música, y él mismo era considerado un talentoso violinista.

Archivo histórico del Banco Nacional de México
Fotografía: Archivo Fomento Cultural Banamex, A.C.

Más información acerca de los requisitos para consulta:

+52 (55) 1226 4847 / 4840 / 5169 / 5340

Fuente consultada:

Correa Rodríguez, Alejandro. “Instrumentos y piezas musicales de un noble novohispano. El inventario del Marqués de Jaral.” Actas de III Encuentro Ibero-americano de Jóvenes Musicólogos, 29 de enero de 2018: Pp. 216-226. Tagus-Atlanticus Associação Cultural. https://issuu.com/kalavok/docs/articulomarquesjaral

Noticias

Como parte de nuestro compromiso con la sociedad y su bienestar, desde hoy y hasta nuevo aviso, suspendemos actividades en nuestros espacios culturales.

Descubre quiénes fueron los ganadores de esta XVIII edición del Premio Atanasio G. Saravia. 

Visita la página web creada por los Amigos del los Grandes Maestros del Arte Popular donde podrás conocer un poco más sobre los maestros artesanos que participan en la exposición “Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano, 20 años”, además de los artistas, diseñadores e interioristas que de igual manera participaron con su cretividad en esta magna muestra.