Ernesto Lumbreras habla de la fantástica zoología de Francisco Toledo

Para Ernesto Lumbreras, quien escribió La ironía material: la escultura de Francisco Toledo, esculpir es “hacer fiestas con las manos”. En su ensayo recuerda que la primera escultura de Toledo fue “Mujer” (1965). A pesar del título, la pieza no es completamente humana. En ella confluyen, al menos, tres seres distintos: un poco de mujer, otro poco de elefante y un toque de murciélago. Con esta escultura, sigue explicando el autor, Toledo marcó la naturaleza de su imaginario mítico; un imaginario que nunca deja fuera a lo animal.

Ernesto Lumbreras
Fotografía: Archivo Fomento Cultural Banamex, A.C.

 

Precisamente por la importancia que tienen los animales en la obra de Francisco Toledo, Ernesto Lumbreras dedicó gran parte de la presentación del libro Francisco Toledo. Obras 1957-2017, a describir la relación del artista oaxaqueño con la fauna, real y fantástica.

“El nahual de Toledo es, posiblemente, un mono” se aventuró a decir Lumbreras, aunque también reconoció que otros posibles nahuales del maestro podían ser la iguana o el chapulín. Luego narró una anécdota que a su vez narró el propio Toledo:

—Los de Juchitán me acusan de traidor porque pinto y dibujo más chapulines que mares, dijo Toledo, mientras se preparaba un taco con chapulines.

En el año 2006, “cuando Oaxaca ardía en las llamas de la ineptitud política”, un grafitero pintó en los muros del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca un burdo retrato de Toledo con la siguiente leyenda: “Maestro Pinta Arañas”. Recordando esta anécdota, Ernesto Lumbreras concluyó que la frase, en lugar de ofender, apuntó a la extraordinaria maestría con que Toledo llevaba a cabo una a de sus pasiones: pintar insectos.

Portada del libro Francisco Toledo. Obras 1957-2017

Una de las últimas anécdotas animalescas-Toledanas que Lumbreras compartió con el público sucedió en un restaurante japonés en la ciudad de Guadalajara: “Nos trajeron a la mesa tres langostas gigantes que caminaron por nuestra mesa. Por supuesto, nos las íbamos a comer en una sopa, y también maceradas con hierbas finas. Pero antes del inevitable sacrificio, el artista tomó un crustáceo entre sus brazos y lo meció como a un recién nacido. Luego, dibujándolo en su mente, tocó con los ojos cada una de las partes de su inverosímil armadura, y lo entregó con inocultable pesar a un desconcertado camarero, urgido por un todavía más desconcertado chef, que exigía al animalejo para tirarlo de cabeza a la olla hirviente.”

Para finalizar su participación en la mesa redonda de la presentación de Francisco Toledo. Obras 1957-2017, Lumbreras concluyó que los cuatro tomos del libro dan cuenta del viaje de seis décadas de un artista que con su obra enriqueció el inventario de la realidad y de la irrealidad, o en palabras del poeta, “una zoología de inverosímiles hábitos: sapos memoriales y furiosos, murciélagos meditabundos, o cangrejos alistándose para una nueva cruzada contra el aburrimiento y el pudor.”

El libro “Francisco Toledo. Obra 1957 – 2017” puede adquirirse visitando nuestra tienda-librería o contactando a nuestro personal.

Tienda-librería
Palacio de Cultura Citibanamex – Palacio de Iturbide
Madero 17, Centro, Ciudad de México

Contacto
+52 (55) 1226 0169
libreríafomentocultural@citibanamex.com

Noticias

Como parte de nuestro compromiso con la sociedad y su bienestar, desde hoy y hasta nuevo aviso, suspendemos actividades en nuestros espacios culturales.

Descubre quiénes fueron los ganadores de esta XVIII edición del Premio Atanasio G. Saravia. 

Visita la página web creada por los Amigos del los Grandes Maestros del Arte Popular donde podrás conocer un poco más sobre los maestros artesanos que participan en la exposición “Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano, 20 años”, además de los artistas, diseñadores e interioristas que de igual manera participaron con su cretividad en esta magna muestra.