Beatriz Russek y su trabajo con grupos de artesanas

Beatriz Russek es una diseñadora de modas mexicana, que en un inicio se especializó en vestuarios para teatro, pero muy pronto descubrió su otra pasión como diseñadora: el rescate de los textiles tradicionales. Hace casi cuatro décadas, Russek empezó a trabajar con mujeres artesanas de comunidades indígenas alrededor del país. Las mujeres le enseñaron a Russek sus técnicas ancestrales, mientras que la diseñadora las capacitó en comercio justo, empresas sociales e innovación.

Antes de venir a ver la exposición “Beatriz Russek. Indumentaria y moda” en la Casa de Cultura Citibanamex – Casa del Mayorazgo de la Canal, conoce más acerca de su trabajo con distintos grupos de artesanas.

Beatriz Russek
Vestido y saco, 1999
Crédito fotográfico: Arturo González de Alba

Taller Quemitl, en Tepoztlán, Morelos

En 1978 fundó junto con 30 mujeres de Tepoztlán el Taller Quemitl, que quiere decir “vestidura de mujer” en náhuatl. Durante casi dos décadas trabajó con las tejedoras de la comunidad para crear un nuevo concepto de ropa mexicana: sofisticada, fina, artesanal, pero alejada de folclorismos. Además, desde la fundación de este primer taller Russek siempre insistió en que quería artesanas, no obreras. Sus prendas eran elaboradas con pausa, no en serie; la idea era producir piezas clásicas, no desechables.

Trabajo con la Asociación Mexicana de Arte y Cultura Popular

Entre 1993 y 1996, junto con la Asociación Mexicana de Arte y Cultura Popular (AMACUP), Russek ayudó a grupos de artesanas oaxaqueñas de San Mateo del Mar, San Pedro Amuzgos y San Bartolomé Ayautla a constituir empresas sociales para comercializar sus textiles. Además, promovió investigaciones que permitieran al público entender y valorar las prendas tradicionales.

Beatriz Russek
Ruana, falda y chal, 1992 / Pantalón, camiseta y chal, 1992
Crédito fotográfico: Arturo González de Alba

Trabajo con el Centro de las Artes de San Agustín

En el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), un centro cultural fundado por el pintor Francisco Toledo, Beatriz Russek trabajó con mujeres de San Juan Colorado, Pinotepa Nacional y Jamiltepec, Oaxaca. Desde 1996, la diseñadora se ha encargado de organizar intercambios de conocimiento entre las artesanas y diseñadores contemporáneos. “Si no hay un enriquecimiento de su cultura, que puedan ver otras cosas, trabajar con diseñadores, su oficio se va a ir acabando poco a poco”, explica Beatriz Russek[1]. En el taller dirigido por Russek, las artesanas retroalimentan sus diseños y discuten como pueden producir textiles adaptados al gusto contemporáneo.

Las artesanas que trabajan con Russek en CaSa son originarias de la costa de Oaxaca, en donde crece el algodón Coyuchi, que la diseñadora ha ayudado a preservar. Mientras que antes las mujeres solo sembraban una o dos plantas de algodón en su patio, después de 16 años de trabajo con Russek, hay quienes ya siembran hectáreas enteras de este algodón prehispánico.

Beatriz Russek. Indumentaria y moda
Casa de Cultura Citibanamex – Casa del Mayorazgo de la Canal
Calle Canal #4, Centro histórico
San Miguel de Allende, Guanajuato

Hasta febrero de 2019
De lunes a viernes, de 9:00 a 18:00 hrs
Sábados y domingos, de 10:00 a 18:00 hrs
Entrada libre

 

[1] La Jornada. Beatriz Russek en “Centro creado por Toledo impulsa el rescate de fibra prehispánica”. (Consultado el 17-08-2018).

Noticias

Este 18 de septiembre se llevará a cabo en el Palacio de Cultura Cititbanamex – Palacio de Iturbide una mesa redonda y la presentación del libro “Francisco Toledo. Obra 1957 – 2017”.

Hasta el 21 de octubre de 2018. Te invitamos a conocer más a fondo el legado histórico-cultural de los mexicanos a través de la figura del charro, representado junto con otros caudillos del continente americano en la exposición América, tierra de jinetes.

Adquiere con descuento libros de historia y fotografía mexicana.